El retrato del diablo de Miguel Ángel


Minos, detalle del Juicio final de Michelangelo    (foto Wikigallery en dominio público)

Minos, el príncipe de los diablos. Es un fragmento del gran Juicio Final de Miguel Ángel, en la pared de la Capilla Sixtina del Vaticano.  Según Dante, Minos decide el castigo de cada alma que llega al infierno.
Pero es, a la vez, un retrato, uno de los poquísimos pintados por Miguel Ángel, de Biagio da Cesena, maestro de ceremonias papal. Qué mala idea, ¿no?

Biagio le dijo al papa Julio II que el fresco, con todos sus desnudos, era más apropiado para una taberna o baño público que una capilla. Al enterarse, Miguel Ángel cambió la cara de su Minos por la de Biagio—o así va en la historia contada por Vasari, el biógrafo y amigo del pintor.

..

Esta entrada fue publicada en arte, grandes maestros, Miguel Ángel, pinturas famosas, renacimiento y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s