Miguel Ángel versus Leonardo da Vinci

¿Qué sucedería si los dos artistas más grandes de todos los tiempos se enfrentaran en un concurso?

Pues, sucedió. Hubo tal concurso. Tuvo lugar en Florencia, Italia, y los artistas no eran otros que Miguel Ángel Buonarroti y Leonardo da Vinci.

El gobernador de Florencia les encargó a cada uno la pintura en fresco de una escena de la historia de Florencia para las paredes de la Sala del Consejo de la Casa Consistorial.

450px-Firenze.PalVecchio05El Palazzo Vecchio, Florencia (Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 Generic, 2.0 Generic and 1.0 Generic license foto de JoJan)

Las expectativas eran muy altas. Leonardo era famoso en el mundo entero y Miguel Ángel ya había esculpido la colosal estatua  del David para la ciudad de Florencia.

david_von_michelangelo1

David de Miguel Ángel, 1504

A cada artista se le facilitó un taller y los dos se pusieron a trabajar con gran entusiasmo. Mientras trabajaban no dejaban que nadie viera lo que hacían.

Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci

De los dos, Miguel Ángel debió ser el que más preocupado estaba. Leonardo le llevaba casi veinte años y ya había establecido su reputación. Miguel Ángel se crió oyendo hablar del genio de Leonardo. ¿Estaba celoso tal vez? Sus biógrafos dicen que Leonardo le caía mal.

640px-Michelangelo_Buonarotti

Miguel Ángel Buonarroti

Además, Leonardo era un pintor muy experimentado y Miguel Ángel había pintado poco hasta entonces. Al fresco, que es una forma de pintar directamente sobre la pared y que tiene unas dificultades propias, no había pintado nunca. Él era escultor, no pintor.

¿Qué pasó? ¿Quién ganó?

Oficialmente, ninguno de los dos, ya que Miguel Ángel no llegó a pintar su fresco y Leonardo estropeó el suyo.
Cuando Miguel Ángel terminó su cartón (estudio preparatorio) y se preparaba para pintar, el Papa Julio II, recién elegido y con grandes proyectos, le llamó a Roma para construir su tumba.
Leonardo, por su parte, sí llegó a pintar sobre la pared de la Sala del Concilio pero, no contento con la manera tradicional de trabajar al fresco, mezcló aceite con la pintura. Al ver el mal resultado, abandonó su obra.
Afortunadamente, existen unas copias, tanto del dibujo preparatorio de Miguel Ángel como del fresco de Leonardo, que nos dan una idea de lo que cada artista habría pintado.
Aquí el cartón de Miguel Ángel según una antigua copia:

foto de Wikicommons en dominio público

Eligió una escena de una famosa batalla entre los florentinos y los pisanos. Los soldados se bañan en el río Arno cuando suena la llamada a la batalla y tienen que vestirse y armarse a toda prisa.

Leonardo eligió una escaramuza de caballería de otra famosa batalla.
He aquí una copia de Rubens (copia de una copia):

foto en dominio público

Es imposible determinar cuál era “mejor” y así declarar un vencedor. Eso sucede siempre al comparar las obras de los grandes genios, ya que cada uno es dueño de un estilo único.
Además, en este caso, sólo existen copias hechas por otros artistas, y las que aparecen en internet son pequeñas, mientras que las pinturas originales medían varios metros de ancho.

¿Qué fue de ellas?
¿Qué pasó con el cartón de Miguel Ángel y la pintura abandonada de Leonardo?

El cartón de Miguel Ángel causó gran asombro y admiración y, según Vasari, amigo y biógrafo del pintor, llegó a ser una especie de escuela para varias generaciones de artistas, tales como Rafael de Urbino, los Sansovino y el español Alonso Berruguete. Terminó en el palacio de los Médici, donde nadie lo vigilaba; y un día apareció cortado en trozos. Los fragmentos fueron llevados a distintas partes de Italia. Hoy no queda ninguno.

Nadie conoce la suerte del fresco de Leonardo. En su biografía sobre Leonardo, Vasari le expresa gran admiración, sobre todo de la maestría en la representación de los caballos. Y habla de un andamiaje ingenioso que Leonardo inventó para la realización de la gran pintura. Pero no dice lo que fue de ella.
Curiosamente, fue el mismo Vasari el encargado de terminar la decoración de la Sala. Y recientemente algunos expertos creen que, en lugar de pintar encima de la obra de Leonardo y así borrarla para siempre, Vasari la protegió con una pared, sobre la cual él pintó los frescos que siguen allí en la actualidad. Los expertos han hecho calas en la supuesta pared tapadera de Vasari y creen haber encontrado indicios de una pintura detrás.

..

Esta entrada fue publicada en arte, David, escultura, Florencia, grandes maestros, Italia, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, pinturas famosas, renacimiento, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Miguel Ángel versus Leonardo da Vinci

  1. Odell Ramon Serrano Caldera dijo:

    Admiro a los dos como de los mayores artistas que el mundo ha conocido aunque me agrada mucho mas la personalidad de Leonardo, quiza porque mi caracter sea mas compatible con el de Leonardo, ademas como profesor de fisica que soy y amante de las ciencias si bien admiro el arte, admiro mucho en Leonardo que tamtien fuera un hombre de ciencias y un inventor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s